SEGUIMIENTO

Mother making massage of child's foot

“El seguimiento del Prematuro y los resultados a largo plazo”

En Chile la sobrevida de los recién nacidos prematuros alcanza el 75% (estadísticas INE). Es por ello que se ha vuelto necesario contar con programas de Seguimiento Neonatal que vaya vigilando los resultados biológicos y agreguen una mirada global de todas las variables conductuales de estos niños/as.

Varios son los ámbitos de observación:

  • En el área nutricional, los niños prematuros tienen necesidades nutricionales distintas, los esfuerzos se han concentrado en rescatar el aporte de la leche materna y cuando ésta está ausente, la recomendación es usar leche materna de banco o fórmulas especiales enriquecidas para mejorar la oferta de nutrientes.
  • Desde el punto de vista respiratorio, la Displasia Broncopulmonar y su asociación a la enfermedad pulmonar crónica, ha pasado de ser una secuela, a liderar la causa de enfermedad pulmonar pediátrica, especialmente en los sobrevivientes de menor peso. Los prematuros se re-hospitalizan en los primeros dos años en un alto porcentaje, dado su alta susceptibilidad a contraer infecciones, presentar apneas y acompañarse de hiper-reactividad bronquial.
  • En el ámbito neurosensorial, los programas de vigilancia, examen oftalmológico y tratamiento de la Retinopatía del prematuro (ROP) se han establecido como una rutina obligatoria en la UCIs Neonatales. La ROP, es resuelta por los oftamólogos, quienes han evitado exitosamente la ceguera a un gran número de niños. Superada esta situación el niño sigue susceptible a presentar estrabismo, miopía y astigmatismo, que podría incidir en el ámbito del aprendizaje. Esto ha motivado a estandarizar las agendas de controles, para prolongar la vigilancia y solución de los eventuales problemas visuales.
  • Con respecto a la pérdida de audición, los prematuros tienen 10 veces más riesgo de hipoacusia que la población normal, la información de este problema fue motivando protocolos de búsqueda antes y después del alta. Una vez asegurada la ausencia de problemas en la audición, el siguiente paso ha sido la estimulación a la adquisición del lenguaje y la permanente evaluación de la adecuada comunicación.
  • En los aspectos ligados al desarrollo neurológico, ha sido reportado que a la edad de 5-6 años, sobre el 50% de los RNMBPN tiene al menos un problema de aprendizaje específico, comparado con un niño de término. Y más aún que el impacto de ser RNMBPN, no logra ser compensado si es que el niño se encuentra en ambientes desprotegidos, especialmente en las habilidades verbales.

Vigilar cada uno de estos aspectos, permite articular en cada etapa de la vida infantil un mejor desarrollo y bienestar junto a sus familias. Dado que el desarrollo infantil es un fenómeno complejo en el que inciden múltiples variables, además de las determinantes biológicas, sus padres son inicialmente los primeros depositarios de la comprensión de este fenómeno.

Ellos contribuyen fuertemente a la adhesión a los programas de seguimiento sumándose a los esfuerzos de corregir las desviaciones de un desarrollo normal.