FONOAUDIOLOGÍA

FONOAUDIOLOGIA02

”Neuroplasticidad”

Es la posibilidad que tiene el cerebro de adaptarse a los cambios y funcionar de otro modo, modificando las rutas de las neuronas, luego de que éstas hayan sufrido alguna lesión o para optimizar las capacidades en una persona.

Es importante saber que en las etapas tempranas de la vida existe mayor neuroplasticidad; siendo ésta la base de la estimulación.

¿Qué favorece el Fonoaudiólogo?

El Fonoaudiólogo es el profesional que se encarga en neonatología de favorecer en los prematuros:
– El vínculo padres/cuidador-hijo/a
– La coordinación de la succión-deglución
– Estrategias para una alimentación segura
– Estimulación de la comunicación

1- La estimulación refleja, para activar y mejorar la coordinación de la succión-deglución favorece la alimentación por vía oral. Es necesario que el especialista (Fonoaudiólogo) indique si es adecuado estimular este reflejo según las condiciones médicas de su hijo/a. El inicio de la estimulación debiera comenzar en la semana 32-33 de edad gestacional.

2- Una vez evaluado por el profesional y obtenido su consentimiento podemos realizar el siguiente ejercicio:

Posicione a su hijo/a en su cuna acostado boca arriba. Cuide que el cuello no se extienda hacia atrás.
Sus uñas deben estar limpias y cortas (con o sin guantes). Introduzca su dedo meñique presionando la lengua y ponga la yema del dedo en el paladar.

Espere la reacción del hijo/a, es probable que comience a succionar, si no lo hace podemos ayudar cerrando su mandíbula y/o labios. Para casos especiales debe consultar al profesional.

Puede hacer este ejercicio 30 minutos antes de la alimentación durante 15 min. Al menos 3 veces al día.

3- Estimule los movimientos linguales y la tolerancia a estímulos cercanos a la zona oral; puede ejercitar con cotonitos y/o con chupete.

Posicione a su hijo/a adecuadamente y comience a tocar con un cotonito desde las mejillas hacia los labios. Toque de forma alternada las comisuras labiales esperando que mueva su lengua intentando buscar este estímulo.

El chupete le ayudará a estimular el reflejo de succión y debe usarlo en la medida que su hijo/a lo tolere. Es importante supervisar el uso del chupete y sostenerlo en su boca si no puede por sí sólo.

Una vez iniciada la alimentación por vía oral, debe observar su rendimiento en el momento de la alimentación.

4- Las estrategias para una alimentación segura serán indicadas para cada caso. Recomendamos:

– posicionar adecuadamente a su hijo/a (línea media).
– no extender el cuello hacia atrás.
– ofrecer el contenido de la mamadera de forma que no se fatigue (dejando pausas tras una serie de succiones). Ayúdele facilitando el cierre de la mandíbula al sostenerla con nuestros dedos y facilitando el cierre de los labios presionando suavemente las mejillas hacia el chupete.

5- Estimule la comunicación verbal hablándole. Convérsele con un tono amigable, usando vocabulario simple, frases cortas, realizando pausas y llamándolo siempre por su nombre.

6- Otra forma es la comunicación no verbal. Intercambie miradas, permita que siga objetos y/o nuestra cara con sus ojos, realizando expresiones faciales, cambios de postura y distancias.

Debemos considerar que para estimular la comunicación y el vínculo es necesario: el contacto físico, con la mirada y a través de sonidos en la medida que su hijo/a vaya madurando su sistema auditivo (a partir de las 28 semanas corregidas).